Espere por favor
Radio 1040 AM Popayán

“En el Pascual tenemos que entregar la sangre” Alberto Suárez

A raíz del microciclo de entrenamiento con miras al partido del lunes frente a Real Cartagena, el conjunto americano realizó una sesión de trabajo caracterizado por estar dividido en dos grupos: Uno de ellos conformado por el equipo que ha venido actuando en los anteriores juegos y en el otro, los jugadores que disputarán el encuentro en la ciudad ‘Heroica’. El trabajo fue desarrollado de esta forma para fortalecer algunos aspectos físicos, técnicos y tácticos del equipo que venía jugando, asimismo, darles competencia a los jugadores que menos minutos han disputado a lo largo del torneo.

Ceñidos a la programación del entrenamiento, el primer grupo empezó con un trabajo de acondicionamiento general en el gimnasio. Después, desde la parte física, el trabajo siguió con una fase coordinativa para encontrar alguna transferencia entre lo que se viene desarrollando. En la fase central de la sesión, el equipo ejecutó un trabajo físico-técnico donde estuvo implicado el sistema aeróbico, por lo tanto, las cargas en los entrenamientos han aumentado con relación a la semana pasada, en donde se buscaba que los ejercicios ayudaran en la oxigenación.

Desde el punto vista técnico, este grupo realizó un trabajo específico individual en cada una de las posiciones. Los delanteros hicieron énfasis en la definición, los volantes realizaron trabajos de movilidad y los defensores se centraron en ejercicios de uno contra uno, hasta simulaciones de contragolpe. Dentro de los objetivos de este entrenamiento no solo está el perfeccionamiento de la parte defensiva, sino también los aspectos colectivos como la presión, el manejo de los bloques de juego y la salida con la pelota debido a que como lo afirma el asistente técnico.

Señal en vivo