Espere por favor
Radio 1040 AM Popayán

"El cumplimiento del cese al fuego es casi total": Cerac

http://www.radio1040am.com/bancoimagenes/5603Cada mes, el Centro de Recursos para el análisis de Conflictos (Cerac) publica un reporte del monitoreo que le hace al cese al fuego bilateral que decretaron las Farc y el Gobierno en agosto del año que termina. En su más reciente informe, que vio la luz pública el pasado 30 de diciembre, el organismo señaló que “después de cuatro meses de haber entrado en vigor el cese el fuego bilateral, se registra un cumplimiento casi total de los compromisos y protocolos que definen el cese”.

La entidad logró establecer, mediante el monitoreo diario del conflicto que estos cuatro meses de cese al fuego se han cometido tres acciones violentas que violarían el Acuerdo y los protocolos que él contiene. Se trató de “un combate entre la fuerza pública y las FARC, un caso de secuestro no extorsivo y dos infracciones hostiles contra la población civil”, señala el documento.

El Cerac señaló en el documento que si bien en estos cuatro meses se han presentado tres “actos hostiles” contra la población civil, ninguno de ellos ha sido un atentado contra la vida de las personas, razón por la cual en estos 122 días de cese bilateral no ha habido ni una víctima mortal civil o de la Fuerza Pública. No obstante, producto de estos hechos murieron dos guerrilleros y un disidente de las Farc. Además fue secuestrado un civil, Robinson Escobar Pérez, que ya fue regresado a la libertad.

En noviembre, después de que el Acuerdo Final no fuera aceptado por la mayoría de los colombianos en las urnas, las Farc denunciaron un presunto hostigamiento por parte del Ejército, el cual fue desmentido. El Cerac expone dicho episodio, y señala que el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV) estudió dicha denuncia y llegó a la conclusión que “ninguna de las dos partes realizó acciones que atentaran contra la integridad moral de la contraparte”.

Si bien el informe plantea un panorama esperanzador, el Cerac posó su mirada sobre la expulsión de cinco jefes de frente por parte del Estado Mayor de las Farc el pasado 13 de diciembre, pues éstos se habían declarado en disidencia. Al parecer, en zonas de “reciente presencia de las Farc”, se han presentado siete acciones violentas, que dejaron siete personas muertas; 24 resultaron heridas; una líder juvenil fue violentada sexualmente; y seis personas fueron amenazadas.

Estas acciones ocurrieron Putumayo, Nariño, La Guajira, Caquetá y Cauca. En Huila y Tolima además, se registraron diversas extorsiones a comerciantes, y en san Vicente del Caguán (Caquetá), los lecheros y ganaderos denunciaron el mismo fenómeno. De estos incidentes, los más graves ocurrieron en En Puerto Asís (Putumayo), donde fue asesinado Guillermo Veldaño, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Buenos Aires y en San Vicente del Caguán, donde fue violada una líder de la Red Juvenil Compaz.

Por otra parte, en Tumaco (Nariño) personas no identificadas lanzaron una granada a un grupo de personas, ocasionándoles la muerte a dos de ellas y dejando heridas a otras 23. Ademas, en Riohacha (La Guajira) fue amenazada Jackeline Romero, miembro del movimiento Fuerza de Mujeres Wayúu. Por su parte, el alcalde de Florencia (Caquetá), Andrés Mauricio Perdomo, denunció que seis de sus secretarios fueron amenazados de muerte.

Estos episodios, dice el centro de análisis, “deben ser verificados para descartar la responsabilidad en tales hechos por parte de las Farc”. Además, añade que esta disidencia “incrementa el riesgo de seguridad para los guerrilleros y habitantes de dichas zonas; especialmente en el Meta”, donde existen otros actores armados como el clan del Golfo.

De hecho, los efectos negativos de estas disidencias ya son tangibles: las disidencias serían la causa de una de las dos violaciones del cese al fuego que se han presentado entre el 29 de noviembre y el 28 de diciembre. Este hecho, señala el informe, “supuso la movilización ofensiva de miembros de las Farc en búsqueda de un grupo de disidentes liderados por un ex-miliciano, el cual fue asesinado el 16 de noviembre pasado en cercanías de Tumaco, Nariño. Igualmente esta movilización y el asesinato se acompañó de acciones hostiles contra la población civil”.

De acuerdo con el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV), estas acciones dejaron los dos guerrilleros heridos y el disidente asesinado. El mecanismo encontró así que la incursión armada de este grupo violó el punto de no hacer presencia armada en lugares distintos a los Puntos de Pre agrupamiento Temporal (PPT) acordados.

La segunda violación fue el secuestro de Robinson Escobar Pérez por parte del frente Antonio Nariño de las Farc. De acuerdo con la estructura armada, esta persona pertenecería al clan del Golfo, cuya presencia, aseguraron los guerrilleros del frente, ya se había detectado cerca al Punto de Pre Agrupamiento Temporal ubicado en el departamento del Guaviare. Con ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja, Escobar Pérez fue liberado, pero su retención significó una violación a lo pactado en La Habana, señaló el Cerac.

Señal en vivo