Espere por favor
Radio 1040 AM Popayán

¡Histórico: Llegó la hora de vivir en Paz en Colombia!

El 23 de junio quedará en la historia de Colombia como el día más positivo que tuvo Colombia en casi 60 años, puesto que se logró por fin acabar con la guerra con el grupo guerrillero más antiguo del mundo, Las Farc, que durante más de 5 décadas dejaron miles de muertos en las familias colombianas y caucanas, y que hoy lucharán sus ideales desde un perspectiva diferente, la lucha social y política, dejando de lado las armas.

Desde La Habana, Cuba, las delegaciones del Gobierno y las Farc en el proceso de paz explicaron el acuerdo al que se llegó sobre el fin del conflicto, que incluye el cese el fuego bilateral y definitivo, las garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales y el mecanismo de refrendación.

Los delegados de Cuba y Noruega leyeron el comunicado conjunto en el que se estableció, entre otras cosas, una hoja de ruta para que a más tardar a los 180 días después de la firma del acuerdo final se haya culminado la dejación de las armas; además la verificación y acompañamiento en este proceso de observadores no armados de las Naciones Unidas.

También se determinaron 23 Zonas Veredales Transitorias de Normalización y 8 Campamentos donde se concentrarán los guerrilleros de las Farc. En las primeras no habrá hombres armados mientras que en los segundos sí. Los combatientes que quieran salir de los campamentos previamente delimitados deberán hacerlo sin armas y de civil.

Adicional a esto, se crearán la comisión Nacional de Garantías de Seguridad, presidida por el Presidente de la República; la Unidad Especial de Investigación dentro de la Fiscalía General de la Nación; un Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política y el Programa Integral de Seguridad y Protección.

Otro de los aspectos más importantes de este acuerdo, tiene que ver con la decisión de las partes de aceptar el mecanismo de participación popular que indique la Corte Constitucional.

En la mesa principal del Salón El Laguito se sentaron los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Cuba, Raúl Castro; el máximo jefe de las Farc, alias Timochenko, y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Al evento asistieron los delegados de los países garantes y los presidente de los países acompañantes, Nicolás Maduro de Venezuela y Michelle Bachelet de Chile, además de mandatarios de otras regiones del país.

Acuerdo del fin del conflicto

1. Cese el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo – dejación de armas

El Gobierno y las Farc se comprometieron a cumplir los acuerdos sobre este punto para lo cual elaborarán una hoja de ruta que permita que a más tardar a los 180 días después de la firma del acuerdo final se  haya culminado el proceso de dejación de las armas.

Habrá un mecanismo de monitoreo y verificación que será tripartito, integrado por representantes del Gobierno (fuerza Pública), las Farc y un componente internacional con observadores no armados de las Naciones Unidas.

El Componente Internacional preside en todas las instancias el Mecanismo de Monitoreo y Verificación y está encargado de dirimir controversias, presentar recomendaciones y generar reportes.

Respecto a la Dejación de las Armas el Componente Internacional la verifica en los términos y con las debidas garantías establecidas en los protocolos del Acuerdo.

A partir del día D+1 la Fuerza Pública reorganizará el dispositivo de las tropas para facilitar el desplazamiento de las estructuras de las Farc a dichas Zonas y para el cumplimiento del Acuerdo sobre el Cese al fuego y Dejación de las Armas.

Por su parte a partir del día D+5, las distintas misiones, comisiones y Unidades Tácticas de Combate (UTC) de los frentes de las Farc se desplazarán hacia dichas Zonas previamente acordadas, siguiendo las rutas de desplazamiento establecidas de común acuerdo entre el Gobierno Nacional y las Farc.

El Gobierno Nacional y las Farc establecieron 23 Zonas Veredales Transitorias de Normalización y 8 Campamentos, que tienen como objetivo garantizar el cese el fuego e iniciar el proceso de preparación para la reincorporación a la vida civil de las estructuras de las Farc en lo económico, lo político y lo social de acuerdo con sus intereses.

Tendrán facilidades de acceso por vía carreteable o fluvial; sus límites corresponden a los de la vereda donde se ubican; pudiendo ser ampliados o reducidos por mutuo acuerdo dependiendo del tamaño de la vereda, tendrán una extensión razonable que permite el monitoreo y verificación y el cumplimiento de los objetivos de las Zonas, fijando como referente accidentes geográficos o características del terreno.

La salida de combatientes de las Farc de los campamentos se hará sin armas y de civil. Las Zonas no pueden ser utilizadas para manifestaciones de carácter político.

Los (as) integrantes de las Farc que en virtud de la ley de amnistía hayan sido beneficiados con la excarcelación, y así lo deseen, se integran a dichas zonas para seguir el proceso de reincorporación a la vida civil. Para este fin, dentro de las Zonas se organizan sitios de estadía por fuera de los campamentos.

Durante la vigencia del acuerdo, las Farc designa un grupo de 60 de sus integrantes (hombres y mujeres) que pueden movilizarse a nivel nacional en cumplimiento de tareas relacionadas con el Acuerdo de Paz.

Así mismo, por cada Zona, las Farc designa un grupo de 10 de sus integrantes que puede movilizarse a nivel municipal y departamental en cumplimiento de tareas relacionadas con el acuerdo de paz.

En los campamentos no habrá ni podrá ingresar población civil en ningún momento.

En desarrollo del proceso de preparación para la reincorporación a la vida civil de sus combatientes, las Farc en coordinación con el Gobierno Nacional, podrán realizar dentro de las Zonas todo tipo de capacitación de sus integrantes en labores productivas, de nivelación en educación básica primaria, secundaria o técnica, de acuerdo con sus propios intereses, jornadas de cedulación y demás actividades de preparación para la reincorporación y otras actividades necesarias para facilitar el tránsito a la legalidad de la guerrilla.

Con la Firma del Acuerdo Final inicia el proceso de Dejación de las Armas de las FARC-EP, que incluirá el transporte del armamento a las zonas, la destrucción del armamento inestable, y la recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual de manera secuencial y en tres fases así: 1 Fase: D+90, el 30%; 2 Fase: D+120, el 30%; y 3 Fase: D+150, 40% restante, según la hoja de ruta (cronograma de eventos) acordada por el Gobierno Nacional y las FARC-EP que guía el proceso del Fin del Conflicto luego de la firma del Acuerdo Final.

2. Garantías sobre seguridad y lucha contra las organizaciones

Este acuerdo de garantías de seguridad, se basa en los siguientes principios:

1. Respeto, garantía, protección y promoción de los derechos humanos.
2. Asegurar el monopolio legítimo de la fuerza y del uso de las armas por parte del Estado en todo el territorio

3. Fortalecimiento de la administración de justicia

4. Asegurar el monopolio de los tributos por la Hacienda Pública
5.Enfoque territorial y diferencial
6.Enfoque de género
7.Coordinación y corresponsabilidad institucional
8.Participación ciudadana
9.Rendición de cuentas
10.Garantías de No Repetición

Las medidas de seguridad y protección que define el acuerdo se han construido sobre cinco pilares fundamentales con un enfoque dimensional:

1.Un Pacto Político Nacional y desde las regiones con los partidos y movimientos políticos, los gremios, la sociedad organizada y en general las fuerzas vivas de la nación para que nunca más se utilicen las armas en la política ni se promuevan organizaciones violentas como el paramilitarismo. Este pacto buscará la reconciliación nacional y la convivencia pacífica.

2.Una Comisión Nacional de Garantías de Seguridad que será presidida por el Presidente de la República y tendrá como objeto el diseño y el seguimiento a la política pública y criminal en materia de desmantelamiento de cualquier organización o conducta de que trata este acuerdo. La Comisión también armonizará dichas políticas para garantizar su ejecución.

3.Una Unidad Especial de Investigación dentro de la Fiscalía General de la Nación para el desmantelamiento de las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo de conformidad con lo establecido en el numeral 74 del acuerdo sobre la Jurisdicción Especial para la Paz. Esta Unidad contará con una unidad especial de policía judicial con expertos en distintas materias.

4.En desarrollo de lo acordado en el punto 2 “Participación Política”, la creación del Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política que desarrollará un modelo de garantías de derechos ciudadanos y protección para los movimientos y partidos políticos, incluyendo el movimiento o partido político que surja del tránsito de las FARC-EP a la vida civil, organizaciones sociales, de derechos humanos y las comunidades en los territorios. El Sistema incluye la creación en la Unidad Nacional de Protección de un cuerpo mixto de protección para los integrantes de las FARC-EP en proceso de reincorporación a la vida civil.

5.Un Programa Integral de Seguridad y Protección para las comunidades y organizaciones en los territorios que tendrá como propósito la definición y adopción de medidas de protección integral para las organizaciones, grupos y comunidades en los territorios.

El acuerdo incluye adicionalmente las siguientes medidas complementarias:

• El diseño y puesta en marcha de una política de sometimiento a la justicia para las organizaciones objeto de este acuerdo.
• La activación de un cuerpo élite de la Policía Nacional como instrumento para desarticular las organizaciones criminales objeto del acuerdo.

• Instrumento de prevención y monitoreo de las organizaciones criminales: es un sistema de anticipación y prevención para la reacción rápida, que está orientado a garantizar una mejor identificación de las amenazas en los territorios y una acción con mayor impacto de la Fuerza Pública para contener esas amenazas.

• Medidas de prevención y lucha contra la corrupción: dirigidas a fortalecer la transparencia institucional.

3. Refrendación

El Gobierno y las Farc acordaron acoger el mecanismo de participación popular para la refrendación de los acuerdos que la Corte Constitucional indique y en los términos que el alto tribunal señale.

Hasta el momento la Corte Constitucional estudia el plebiscito para la paz como mecanismo de refrendación.

Señal en vivo