Espere por favor
Radio 1040 AM Popayán

"Consumo de sustancias psicoactivas va en aumento, cada vez a edades más tempranas": procurador Alejandro Ordóñez

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, presidió hoy la presentación del estudio “Evaluación y perspectivas de la política pública frente a la salud mental y, en particular, de atención al consumo de sustancias psicoactivas en Colombia”, durante el cual destacó el papel de este organismo de control en la promoción y vigilancia de las políticas públicas, en el marco de su función preventiva.

El jefe del Ministerio Público señaló que, según el estudio presentado, más del 10% de los pacientes afectados en su salud mental tienen relación con el consumo de sustancias psicoactivas, y alertó por los preocupantes indicadores que señalan que el consumo inicia a edades cada vez más tempranas, incluso entre los 8 y 12 años: “Cada día se evidencian casos lamentables de escolares y de personas institucionalizadas víctimas de este grave flagelo, lo cual constituye un problema de salud pública”, indicó el procurador Ordóñez Maldonado, al tiempo que citó al presidente de la Asociación Colombiana de Toxicología y Farmacodependencia, Camilo Uribe Granja, quien se ha referido a la evidencia de consumo de sustancias psicoactivas en espectáculos públicos y deportivos, lesiones personales y homicidios bajo el efecto de estupefacientes, ingreso de adolescentes a los servicios de urgencias por sobredosis, y ausentismo laboral, accidentes de trabajo, deserción escolar y universitaria por razones asociadas al consumo de sustancias psicoactivas. “Estas son situaciones que los colombianos perciben, pero que es necesario medir, tener clara la dimensión de la problemática para saber cómo enfrentarla”, puntualizó. 

El procurador general se refirió además a la “brumosa frontera” entre el consumo recreativo de sustancias psicoactivas y la adicción, y aseguró que los promotores de la legalización de las drogas olvidan que la mayoría de adictos comenzó el consumo recreativamente, y se mostró preocupado por lo que llamó “apología al consumo”, pues se insiste en la supuesta inofensividad de las drogas, minimizando sus efectos sobre la conducta o apelando al derecho a la autodeterminación. 

Aseguró que los esfuerzos de todas las instituciones deben orientarse a erradicar el cultivo y comercialización de esas sustancias y a prevenir su consumo. Sobre este último reto, reiteró su postura frente a la necesidad de fortalecer la célula familiar, para que desde allí se forme y prevenga a los niños y adolescentes respecto del impacto real de las sustancias psicoactivas en su salud y en su desarrollo, y se brinde el apoyo para la recuperación de quienes padecen adicciones.

Señal en vivo