Espere por favor
Radio 1040 AM Popayán

'Siempre me he sentido campeón, eso nadie me lo va a quitar': Montoya

“Como dijo el papa Francisco: no se dejen robar la alegría. A mí me dispararon, pero no me robaron la felicidad”, afirmó Luis Fernando Montoya cuando concluyó el evento en el que la Conmebol, por medio del presidente Alejandro Domínguez, le otorgó una réplica de la Copa Libertadores que consiguió en el 2004 al mando del Once Caldas.

“Quienes lo vimos lograr el objetivo, sabemos cuánto vale ese beso. Nos tocó hacer justicia y fue un momento muy alegre para él y para mí, para la familia del fútbol”, manifestó Domínguez, después de que el director técnico recibió el anhelado trofeo que le permitirá recordar una y otra vez su aporte fundamental desde línea para el título.

Juan Carlos Henao y Samuel Vanegas, referentes del conjunto blanco durante la etapa de Montoya, asistieron al acto como representantes de la institución de Manizales y de los deportistas que reflejaron en las canchas del continente lo que el entrenador les transmitió en cada sesión de preparación para los encuentros.

“Al ‘profe’ lo estimo y lo quiero mucho. Los reconocimientos se hacen en vida y él se lo merece más que nadie porque es una persona humilde, trabajadora y conocedora del fútbol”, expresó Henao, que rememoró con entusiasmo la consagración contra Boca Juniors (Argentina) en el estadio Palogrande.

Vanegas, por otro lado, aprovechó la ocasión para agradecerle al timonel por darle la oportunidad de llegar al Once tras su poco afortunada salida de Atlético Nacional. Aseguró que fue “maravilloso” compartir escuadra con el DT y le reiteró su inmenso cariño por confiar en él y entregarle la banda de capitán en ese entonces.

Por último, Montoya le hizo un llamado a los dirigentes para que “entiendan que el técnico colombiano es bueno y con mucha capacidad”, a la vez que dio las gracias por los mensajes de felicitación que le enviaron Mauricio ‘Chicho’ Serna, Óscar Córdoba, Falcao García y Carlos Bianchi, adiestrador de Boca al que derrotó en la final.

“Mucha gente quiere ganar una Libertadores con chequeras demasiado grandes, contratando los mejores jugadores y yo pienso que lo más importante es hacer un grupo que vaya a diferentes lugares de Suramérica a pelear y disputar cada partido. Siempre y cuando estén bien unidos todos: directivos, jugadores, periodistas y aficionados se puede lograr. Yo siempre me he sentido campeón, eso nadie me lo va a quitar. Once fue un equipo humilde, que llegó a marcar parte de la historia del fútbol colombiano y suramericano. Todos los días lo revivo, veo parte de la Copa y me alimento demasiado con eso”, cerró.

Señal en vivo