Espere por favor
Radio 1040 AM Popayán

“Todo esfuerzo de paz sin un compromiso sincero de reconciliación será un fracaso” papa Francisco

La ciudad de Villavicencio fue es el escenario de la gran oración por la paz, en donde el papa Francisco apeló a la reconciliación entre los colombianos, y a mirar al otro no como el enemigo sino como a un hermano. 

También sirvió para decirle al mundo que es el momento de sanar las heridas que se le ha causado a la naturaleza y protegiendo al planeta del cambio climático. 

El papa Francisco invoco a la virgen María madre de Dios para que nos ilumine y proyecte su luz sobre nosotros, así como se irradia la masa luz del amanecer sobre la extensa llanura. 

“María es el primer resplandor que anuncia el final de la noche y, sobre todo, la cercanía del día. Su nacimiento nos hace intuir la iniciativa amorosa, tierna y compasiva, del amor con que Dios se inclina hasta nosotros y nos llama a una maravillosa alianza con Él que nadie podrá romper”, manifestó el papa

El sumo pontífice también hizo una clara referencia a la importancia a las mujeres y afirmó que son ellas, quienes han marcado la historia del mundo. 

En su homilía en la ciudad de Villavicencio, el papa Francisco pidió como lo hizo José dejar de lado pasiones y orgullos. 

“Este pueblo de Colombia es pueblo de Dios; también aquí podemos hacer genealogías llenas de historias, muchas de amor y de luz; otras de desencuentros, también de muerte. ¡Cuántos de ustedes pueden narrar destierros y desolaciones!. ¡Cuántas mujeres, desde el silencio, han perseverado solas y cuántos hombres de bien han buscado dejar de lado enconos y rencores, queriendo combinar justicia y bondad”, afirmó el Santo Padre. 

Añadió que “La reconciliación no es una palabra abstracta; si eso fuera así, sólo traería esterilidad, más distancia. Reconciliarse es abrir una puerta a todas y cada una de las personas que han vivido la dramática realidad del conflicto. Cuando las víctimas vences la comprensible tentación de la venganza, se convierten en los protagonistas más creíbles de los procesos de construcción de paz”, manifestó. 

Dijo que es necesario que algunos se animen a dar el primer paso en tal dirección, sin esperar que hagan los otros, 

“! Basta una persona buena para que haya esperanza! ¡Y cada uno de nosotros puede ser esa persona! Esto no significa desconocer o disimular las diferencias y los conflictos. No es legitimar las injusticias personales o estructurales. El recurso a la reconciliación no puede servir para acomodarse a situaciones de injusticia. Más bien, como ha enseñado San Juan Pablo II: “ Es un encuentro entre hermanos dispuestos a superar la tentación del egoísmo y generosos, que conducen a instaurar una convivencia fundada sobre el respeto de cada individuo y de los valores propios de cada sociedad”, subrayó Francisco

Manifestó que por ello, la reconciliación se consolida con el aporte de todos y así construir el futuro y hace crecer la esperanza. 

Finalmente le dijo a los llaneros y a todos los colombianos: “ en este entorno maravilloso, nos toca a nosotros decir sí a la reconciliación; que el sí incluya también a nuestra naturaleza”.

Señal en vivo