Espere por favor
Radio 1040 AM Popayán

A la cárcel Pedro Aguilar por el cartel de la chatarrización

El juzgado 71 de garantías señaló que existe probabilidad de que el líder camionero, presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, Pedro Aguilar sea probablemente 'la cabeza' del llamado cartel de la chatarrización como lo señaló la Fiscalía. 

Señaló que las irregularidades con la chatarrización de vehículos inició en el 2009 y que "si han pasado tantos años, infiere el estrado judicial que su actuar delictivo podría seguir", por ello ordenó su traslado a la cárcel mientras se adelanta el proceso penal en su contra. 

Pedro Aguilar es investigado por concierto para delinquir, fraude procesal, uso de documento falso y destrucción de documento público. No aceptó cargos. 

Qué hizo Aguilar 

Según la investigación de la Fiscalía Pedro Aguilar "creo una empresa criminal para aprovecharse de la resolución 7084 del 2013 del Ministerio de Transporte que beneficia con dineros del Estado a quienes entreguen vehículos para proceso de chatarrización". 

Según la propia resolución, el beneficio va desde los 35 millones a los 80 millones de pesos dependiendo de las características del carro que se entregue para el proceso. 

Los supuestos cómplices también con detención preventiva 

El juzgado envió a la cárcel a Juvenal Agredo y Reinero Parmenidez y ordenó detención domiciliaria para Lidia Piedad Sánchez, Maria Mabel Sánchez. Ellos son señalados de colaborar con la organización prestando su nombre para chatarrizar los vehículos. 

También están implicados cinco uniformados que supuestamente supuestamente certificaban vehículos de carga para chatarrización, sin el cumplimiento de los requisitos legales. 

La chatarrización 

Según la Fiscalía la 'mafia' de la chatarrización inició en el Ministerio de Transporte a través del Registro Único Nacional de Transito (RUNT) y la alteración del sistema de desintegración de camiones de carga pesada. 

Según datos gubernamentales bajo esa modalidad al menos 12.000 vehículos de carga han sido chatarrizados de manera fraudulenta en Colombia, operaciones que podrían representar ganancias aproximadas a los seiscientos mil millones de pesos ($ 600.000.000.000), es decir, cincuenta millones de pesos ($ 50.000.000) por cada camión.

Señal en vivo